¿Qué es la hipnosis?


"La hipnosis profesional es un técnica fundamentada en el conocimiento científico, que utiliza procedimientos de aprendizaje observacional, con la voluntariedad y colaboración del sujeto, procurando una focalización atencional, de forma tanto introceptiva como extroceptiva, que estructura modificaciones y/o cambios ideo-emocionales, ideo-motores e ideo-sensoriales, tanto a nivel cognoscitivo como comportamental, con la intencionalidad de abordar disfunciones que afectan a su calidad de vida."

Definición de Hipnosis propuesta La Sociedad de Hipnosis Profesional y la Comisión de Hipnosis de APTN-COFENAT

Para empezar podemos decir que la hipnosis es un estado tan cotidiano en nuestra vida que al menos una vez al día nos auto sometemos a hipnosis. ¿Cuándo? Especialmente cuando nos proponemos dormir.

Imaginemos el cerebro como si fuera un gran motor. Este motor durante las horas de vigilia, es decir, cuando estamos despiertos, tiene una mayor actividad. Dependiendo de la actividad que estemos haciendo en ese momento (deporte, trabajar, estudiar, etc.) el “ralentí” de ese motor será de diferente intensidad, emitiendo así unas ondas concretas. Cuando nos proponemos descansar y dormir, ese “ralentí” tiene que bajar sus revoluciones, para que, la mente consciente se vaya “desconectando” de manera que podamos descansar, haciendo así, que esas ondas se vayan modificando, pasando de ondas Beta (mayor actividad) a ondas Alfa (estado de relajación) y de éstas a ondas Theta (estado hipnótico) y por último ondas Delta (sueño). El estado de duerme-vela (ondas Theta) podría considerarse como un estado de hipnosis natural. Si te das cuenta, no estás durmiendo en ese estado, ni has perdido la conciencia. Estás en un estado muy relajado. ¡Ese es el estado de Hipnosis! Si estuvieras durmiendo (ondas Delta) no me escucharías en la sesión y, por lo tanto, no serviría para nada.

Tenemos que desterrar el mito de que la Hipnosis es perder la conciencia.

Lo mismo pasa cuando te sorprendes mirando “las musarañas” y no has escuchado lo que te estaban diciendo. Ese es otro estado de Hipnosis. Ahí no estás durmiendo, ni has perdido la consciencia, pero sin embargo tu mente analítica, tu mente consciente, está disociada, haciendo que por un momento tu mente este como “desconectada”. Cuando te vuelva a pasar esa situación puedes decirte sin lugar a dudas: ¡He estado en hipnosis!

De una manera más científica, la hipnosis se experimenta como un estado de relajación en el que la mente consciente está tranquila, permitiendo así la comunicación con la mente inconsciente. Esta comunicación es bidireccional: la mente inconsciente aporta información – frecuentemente en forma de imágenes, recuerdos relevantes o sentimientos – pero también permite la recepción de sugestiones positivas y beneficiosas que son de interés para el sujeto. Aquí es donde la habilidad del operador cobra mayor importancia, trabajando con la mente inconsciente del sujeto para sugerir, de un modo adecuado, los cambios deseados. Si la mente consciente y la inconsciente trabajan conjuntamente para el bienestar de uno, los cambios son mucho más probables que ocurran. La mente inconsciente controla muchos actos inconscientes tales como los hábitos. Por esta razón la hipnosis profesional es tan efectiva.

Qué es la hipnosis Qué es la hipnosis
Para qué sirve la hipnosis
Preguntas frecuentes sobre la hipnosis
El hipnólogo del centro Hypnos de hipnosis
Videos del centro Hypnos de hipnosis
Contacte con el centro Hypnos de hipnosisEspacio de maquetación