Disfunciones sexuales


La hipnosis es un instrumento profesional muy preciado para la ayuda en la resolución de las disfunciones sexuales. Una de las ventajas principales que la hipnosis ofrece es el rápido estado de relajación al que se puede llegar, ayudando a que el cliente controle la ansiedad que presenta su problemática sexual.

El abordamiento con hipnosis puede ayudar a:

EN MUJERES:

Hipnosis para el Vaginismo: Contracción involuntaria y condicionada (espasmo) de los músculos de la parte inferior de la vagina impidiendo así la penetración. El vaginismo es una respuesta aprendida, con frecuencia debida a dispareunia, que causa dolor al intentar el coito.

Hipnosis para la Dispareunia: Aparición de dolor durante el coito, bien al principio, bien a lo largo del desarrollo del coito o al final del mismo. El dolor puede implicar sensaciones de ardor, quemadura, contracción o dolor cortante; y su localización puede estar en la parte externa de la vagina, en la parte interna o en la región pélvica y el abdomen.

Hipnosis para la Anorgasmia: Retraso o ausencia persistente o recurrente del orgasmo después de una fase de excitación normal en la actividad sexual.

EN HOMBRES:

Hipnosis para la Disfunción eréctil: Incapacidad para conseguir o mantener una erección satisfactoria para el coito.

Hipnosis para la Eyaculación precoz: Falta del aprendizaje de la recepción y la integración de la información sensorial placentera percibida durante el acto sexual, que lleva a no saber reconocer el momento en que se puede prolongar el acto sexual.

Hipnosis para la Eyaculación retardada: Es la eyaculación que se produce en forma involuntaria muy tardíamente.

OTRAS PROBLEMÁTICAS:

Hipnosis para la Falta de deseo: falta de apetito sexual, de atracción por el sexo y por la posibilidad de llevar a cabo relaciones o conductas sexuales en general. La apatía no sólo tiene que ver con la carencia subjetiva de interés por realizar el coito; incluye el desinterés por toda conducta sexual, como la masturbación, la falta de pensamientos, ensoñaciones y fantasías sexuales, atención al material erótico, percepción del atractivo de las personas, en especial aquellos/as que pueden ser compañeros/as sexuales, y la falta de sensación de frustración si no se puede dar rienda suelta a la sexualidad.

Hipnosis para las Parafílias: actos poco comunes o extraños, necesarios para la excitación sexual, con tendencia a la insistencia, a la resistencia no siempre sujeta a la voluntad y a la dependencia, de tal modo que la gratificación sexual está sujeta a unos estímulos relativamente insólitos que se convierten en el foco principal, y a veces exclusivo, del comportamiento sexual (ej. Exhibicionismo, fetichismo, masoquismo, zoofilia, etc.)

Hipnosis para la Aversión al sexo: Miedo irracional a las distintas actividades sexuales, generalmente ocasionado por experiencias sexuales traumáticas (como los abusos sexuales), catalogado a veces como fobia al sexo, que les lleva a evitarlas. Incluso sólo con imaginar alguna actividad sexual pueden experimentar intensas reacciones corporales, como aumentos en la tasa cardiaca, sudoración intensa, incremento en la tensión muscular, náuseas, etc.

En Conclusión: Sexo satisfactorio

La hipnosis contribuye a mejorar el rengdimiento sexual de muchos modos. Por ejemplo, sugestiona a quienes se sienten culpables por disfrutar del sexo. También puede ayudar a quienes creen que han perdido el interés por el sexo y se les hace recordar imágenes de una actividad sexual satisfactoria. Además, permite sugestionar a quienes no se gustan para que crean que su cuerpo es atractivo.

¿Qué precio tiene cada sesión?

La sesión tiene un precio de 60€. Incluye sesión de Homeopatía. La primera sesión incluye un CD de autohipnosis y un libro sobre el tema a tratar.

Qué es la hipnosis Qué es la hipnosis
Para qué sirve la hipnosis
Preguntas frecuentes sobre la hipnosis
El hipnólogo del centro Hypnos de hipnosis
Videos del centro Hypnos de hipnosis
Contacte con el centro Hypnos de hipnosisEspacio de maquetación